jueves, enero 21, 2010

MAB, la Reina de las Hadas





De todas las literaturas, la Literatura Inglesa es la que más páginas ha dedicado a esta pequeña pero importante hada. No se nos escapa que probablemente su existencia es una creación de la mitología inglesa, pero a lo mejor sí que existió. Durante los siglos XVI y XVII no había poeta inglés que no cantara a esta hada, considerándola Reina de las Hadas.


No es de extrañar que los poetas se fijaran en la Reina Mab, dada la descripción que nos hacen de ella: pequeña, montada en un carro de una sola perla, llevada por insectos con alas de pedrería, portadora de sueños. ¡Con lo que les gusta a los poetas las imágenes coloristas!

Los que la defienden cuentan de ella que hace soñar al ser humano, que les trae la esperanza y la felicidad. Dicen que tiene un velo azul en su carro, el velo de los sueños, y que cuando un mortal sufre lo cubre con su velo. De este modo el mortal olvida sus males y recupera la alegría y la esperanza. Pero también tiene detractores. En Romeo y Julieta, Mercucio se dirige a Romeo hablando de ella con desprecio. Para Mercucio confunde a los mortales con sus sueños, es una vulgar celestina que enamora a las jóvenes, echándolas en brazos de los hombres, haciendo que pierdan su virtud. A ella culpa del amor que siente Romeo por Julieta.
Escena IV del acto I de Romeo y Julieta. Mercucio dice a Romeo:
“Ah, ya veo entonces que la Reina Mab ha estado contigo. Es la partera de las hadas, y viene en tamaño no mayor que una piedra de ágata en el dedo índice de un concejal, arrastrada por un tronco de pequeños átomos, entrando por la nariz de los hombres, mientras duermen; los radios de su coche están hechos de largas patas de araña; la capota, de alas de saltamontes; las riendas, de la más fina telaraña; las colleras de los acuáticos fulgores de la luna; su látigo, de hueso de grillo; su cochero es un pequeño mosquito de librea gris, (...)

Y con tales arreos galopa noche tras noche por cerebros de enamorados, que entonces sueñan con el amor; (...) por labios de damas, que sueñan besos en seguida, y a las que a menudo la iracunda Mab aflige con ampollas, (...). Ésa es la misma Mab que trenza de noche las crines de los caballos, amasando los rizos de los duendes en numerosos sucios y pringosos, que al ser deshechos presagian muchas desgracias; ésta es la bruja que, cuando las doncellas están tendidas de espaldas, las oprime y las enseña a concebir, haciéndolas mujeres de buen concepto; ésa es.”
Pero el autor que mejor descripción nos ha dejado de ella ha sido Rubén Darío, que le dedica un cuento y un poema, La copa de las hadas. En su libro Azul, en su cuento El vuelo de la Reina Mab, nos detalla las características de esta pequeña hada y sus poderes.

“La reina Mab, en su carro hecho de una sola perla, tirado por cuatro coleópteros de petos dorados y alas de pedrería, caminando sobre un rayo de sol, se coló por la ventana de una buhardilla donde estaban cuatro hombres flacos, barbudos e impertinentes, lamentándose como unos desdichados. (...)

(...) Entonces, la reina Mab, del fondo de su carro hecho de una sola perla, tomó un velo azul, casi impalpable, como formado de suspiros, o de miradas de ángeles rubios y pensativos. Y aquel velo era el velo de los sueños, de los dulces sueños, que hacen ver la vida del color de rosa. Y con él envolvió a los cuatro hombres flacos, barbudos e impertinentes. Los cuales cesaron de estar tristes, porque penetró en su pecho la esperanza, y en su cabeza el sol alegre, con el diablillo de la vanidad, que consuela en sus profundas decepciones a los pobres artistas.(...)”

En una de las ediciones de Azul, en una nota, Rubén Darío reconoce que estaba leyendo este acto de Romeo y Julieta cuando le vino la inspiración. La Reina Mab era un motivo literario muy plástico que le permitía dejar volar su imaginación. Deslumbrado por las imágenes de Shakespeare se atrevió con un poema en prosa, persiguiendo el ritmo y la sonoridad verbal. El resultado fue este libro de pequeños cuentos líricos, prosa poética, descubrimiento de este brillante modernista. Por si queréis leer este cuento completo, se llama El vuelo de la Reina Mab, de su libro Azul. De todos modos aconsejo el libro entero.

7 comentarios:

dandelion dijo...

me encanta es la nuestra, jejeje.

Sonia dijo...

Me encanta Mab, es encantadora en cualquiera de las versiones que se presente^^

Han Solo dijo...

cada vez que me encuentro con algo referente a las hadas me encanta
besitos

Tara dijo...

Me gusta tu blog, espero que no te ocurra como a mi...me han desaparecido los mios.Te envio las nuevas direcciones
http://amiramelull.blogspot.com
http://taraumbralumereiki.blogspot.com
creo que asi podras entrar.Un besito Tara

Tara dijo...

Gracias por volver querida amiga...no recupere los blogs, pero estoy recuperando a los amigos,Un besito Tara

isthar dijo...

Querida amiga, he vuelto de mis vacaciones y paso a saludarte.Tu espacio bello como siempre me encanta felicidades.
un gran abrazo Isthar

Alchemistcat dijo...

Hola que tal! pues visite tu blog y me pareció muy interesante.
Me encanta la literatura, de hecho estudio literatura, aunque he leido muy poco sobre literatura inglesa... xD un saludo

Ah, ya me suscribi a tu blog!

mucha suerte!