viernes, octubre 16, 2015

POEMA "La Promesa"

me gustaría poder mirarte mientras duermes y verte despertar cada mañana sentir tu calor y la caricia de tus manos sobre mi quisiera verte reír cuando estas con tus amigos y poder estar junto a ti viendo tus ojos reflejados en los míos. Haciéndome sentir que todo estará bien que no te iras dejándome sola una vez mas... que no seras como otros que prometieron protegerme y cuidarme pero pronto se les olvido su promesa... solo fueron palabras vacías que nunca cumplieron por eso contigo sueño solo quiero vivir junto a ti Tu no te iras dejándome con lagrimas en los ojos y el corazón hecho pedazos porque tu fuiste quien tantas veces acuidio en mi ayuda sin saber que era por no tenerte a ti que yo en otros confiaba.

miércoles, octubre 14, 2015

POEMA “Habla Mi Corazón”

Nunca creí conocer a nadie como tu nunca creí que tu fueras a fijarte en mi nunca creí que cuando mi animo fuera a caer tu te tomaras el tiempo de hacerme sonreír como un rayo de luz apareciste ante mi cuando todo era oscuro a mi alrededor nunca creí que alguien especial se parase a mirarme ahí apareciste tu sin yo buscarte nunca creí que fueras a hablarme nunca creí que fuera especial para nadie… Pero tu siempre fuiste especial para mi y aunque no lo sepas desde el primer día que te vi pero no quiero ser una mas en tu mundo ya tienes mucha gente que te rodea pero nadie te quiere como yo… yo no tengo nada especial pero lo que tengo si tu lo quieres te lo doy, mi sonrisa mi voz mis manos mis brazos mis abrazos si pudiera cuando tu los necesitaras sin pedirlos yo te los daría Nunca lo sabrás pero daría lo que fuera por poder estar a tu lado cuando las cosas te van mal demostrarte que no soy una fan pues nunca te vi así sino mas bien… como un amigo que lejos esta y que aunque hablemos diferente idioma eso no es excusa, quiero verte sonreír… te lo mereces. y cuando las cosas te vayan bien estaré ahí para felicitarte y aplaudirte y celebrar contigo… aun en la distancia nunca estarás solo porque yo nunca te dejare. Por que pensar en ti me hace sonreír me siento mejor al pensar que alguien se preocupa por mi aunque no estés aquí junto a mi eres importante para mi y eso no cambiara. Autora: Belén Rubio Bartolomé (alias Hada Artesana)

sábado, octubre 10, 2015

Quiero decirte tantas cosas...

video
Por que a veces no hay otro modo de decir lo que uno siente por que o sale o por que no se sabe como... solo por eso hice este video espero que os guste.

domingo, agosto 16, 2015

¿Cómo influyen cuestiones del uso de sondas o pañales en la vida sexual de una persona con espina bífida?



que acarrea, por ejemplo, el uso de sonda o pañales. Superar esos impedimentos requiere de mucha autoestima, de buen carácter, de inteligencia para sobrellevar la dificultad con trucos y recursos que se deben pensar y entrenar, y, sobre todo, de un buen estado emocional y afectivo.
La mayoría de las personas con espina bífida requerirán de diversos tratamientos; uno de ellos es que, desde niños, muchas veces se deba realizar una suave presión en la vejiga para ayudar a drenar ese órgano y, en casos más severos, se puede necesitar de una sonda de drenaje llamada catéter.
En la vida adulta son temas a sortear el uso de la sonda y que, en momentos de excitación sexual, se puede perder un poco de orín si no se ha evacuado bien la vejiga. Algo que, por otra parte, puede suceder a las personas cuando nos reímos a carcajadas. La pérdida de unas gotas de orín es algo más frecuente de lo que pensamos; hay muchas personas que terminan de ir al baño y luego una gotita les moja su ropa interior; nunca se enteran de que una ínfima porción del final de su espina neural está abierta, ya que es tan insignificante que no prestan atención a esa situación hasta que por algún motivo deben hacerse una radiografía completa de columna. Lo cierto es que es parte de nuestra vida fisiológica, pero cuestiones asociadas a la alimentación, por ejemplo, son más fáciles de conversar, pero charlar respecto de las evacuaciones no es algo usual: caca o pis pasan a ser malas palabras. En la primera infancia son considerados regalos para mamá y papá, pero en determinado momento evacuarlos pasa a ser una acción que se oculta, se niega, no se habla; por ejemplo, si una mujer va de visita a la casa de  su nueva pareja es poco probable que vaya al baño.
Para una persona con espina bífida es fundamental que aprenda a colocarse la sonda por sí mismo desde pequeña, porque si llegada la pubertad los padres siguen haciéndolo el adolescente se puede sentir perturbado por las sensaciones que tiene, ya que puede sentir mucho placer o, a la inversa, sentir que no le han dado espacio para su privacidad, que no lo han ayudado a crecer; al hacer esta actividad los padres pueden generar confusiones en las sensaciones placenteras y el vínculo  se ve impregnado de sentimientos confusos relacionados al placer sexual. Inclusive hay varones que tienen erecciones y nadie les explica lo que les está sucediendo, ni se menciona el tema; queda en silencio y así comienza a vivirse una sexualidad oculta y encerrada entre las cuatro paredes del hogar.
Es importantísimo ayudar a generar independencia e ir enseñando de a poco a realizar solos ésta maniobra.
Hay personas adultas que ya pasaron la adolescencia  y sus madres siguen sondeándolos; un varón heterosexual puede sentir mucho placer cuando su mamá se ocupa de su sonda, estimula su deseo sexual. Lo cierto es que un niño a los 8 años puede aprender a hacerlo, entonces por qué prolongar el enseñarles.
Muchas mamás colocan la sonda de su hijo varón y muchas mamás no permiten que el papá lo haga con la hija mujer y me surgen varios interrogantes: ¿qué pasa con la intimidad, que pasa con la orientación sexual -heterosexual u homosexual-, qué pasa con éstas cuestiones de género, ya que parece que en la mamá esta socialmente aceptado que realice el cambio de pañales y sonda y en el varón no? Y también me surgen preguntas relacionadas con temas más delicados asociados al abuso; muchas personas sienten que ponen las manos sobre sus cuerpos y se sienten incómodas y molestas, pero cómo decir que no, si no lo sé hacer solo o sola o si, por alguna cuestión más individual o por algún motivo circunstancial, debo dejar que lo realicen, por ejemplo, si la persona tiene una fractura y su mano está con la muñeca enyesada.
Todo esto influye en la construcción de la sexualidad, en el ser sexual, en la historia de nuestra sexualidad y en cómo nos vamos a comportar con una pareja.
María Marta Castro Martín - Sexóloga educativa - info@estimulosadecuados.com.ar
El presente texto fue presentado en la columna de sexualidad en el programa SOMOS LO QUE HACEMOS del 26 de agosto del año  2013

lunes, junio 15, 2015

HISTORIA TIPICA "NO TE DEJES LLEVAR POR EL FISICO"

Soy el típico chico al que le gustan las chicas de grandes pechos y lindos cuerpos. Me fijo en lo físico. Un día un compañero del curso me dijo, “una amiga mía gusta de vos”, me lo dijo por facebook y me pasó el de ella. La agregué. Para mi sorpresa era una chica de mi escuela que siempre me la encontraba. Siempre pensé que estaba loca. No era de mi gusto, era gordita y no era muy atractiva. Si lo era, yo no lo veía. Comenzamos a hablar, era divertida y graciosa. Hablábamos mucho por chat. Un día me la cruce de frente y solo nos saludamos. A la semana me atreví a preguntarle si yo le gustaba. Ella me respondió que si, pero como a mi no me gustaba, decidí mentirle diciéndole “te daré una oportunidad”. Ese mismo día una chica muy hermosa y delgada me dijo que le gustaba y estuvimos juntos. Al poco tiempo empezamos a salir, mientras que a la chica de mi escuela aún le mantenía la ilusión. Un día ella me vió con “mi novia” (la chica hermosa) y yo le dije que de verdad no la quería lastimar, pero que ya estaba saliendo con otra persona. Ella entristeció y se marcho. No hablamos por semanas. Un día viernes encontré a mi novia con otro chico y se me vino el mundo abajo, fue horrible, entonces volví a casa y ví a la chica de mi escuela conectada, le hablé con 0 esperanzas de que me respondiera, pero para mi sorpresa, respondió, “hola bonito, ¿Cómo estas?”. Estaba con la misma alegría de siempre. Los días pasaban y no había día en que no le hablara, aunque solo fuera por tonteras, igual ella siempre respondía paciente y tierna. Pasaron varias semanas y un día le pregunté “¿Aún me quieres?”, ella respondió, “¿De qué forma?”, “¿Aún te gusto?”, pregunté insistiendo. Ella se demoró en responder. En su muro había publicaciones seguidas de un chico, hasta que ella me lo confirmó, “estoy saliendo con alguien”, en ese momento sentí un vacío muy grande, no entendía mucho por qué, pero dolía, “ah…” respondí, no pude escribir nada más. En ese momento pensé que esto habrá sentido ella cuando yo la rechacé. Solo nos saludábamos, nunca hablámos en persona. Hasta que un día me atreví a acercarme a ella, estuvimos conversando un rato largo. Cuando nos íbamos iba ella, un amigo mio y yo, tomé su mano. El roce de su mano con la mía me causó una extraña sensación. Sentí ganas de no volver a soltarla nunca más. Ella llevaba 5 meses de relación, se veía feliz, mientras yo solo quería abrazarla, por lo que decidí hacerlo. En ese instante sentía deseos incontrolables de no querer soltarla nunca más. Quedamos de acuerdo en salir otro día y así fue, tome su mano de nuevo. Había más cercanía. Ella sonreía y bajaba la vista, entonces entendí, me enamoré de ella. No me importaba su físico, solo no quería separarme de ella nunca más. Ella ahora lleva 9 meses de relación y yo he estado con muchas chicas, pero sigo enamorado de ella. De vez en cuando, solo cuando ella me lo permite, la visito. Ella no sabe lo que siento y jamás lo sabrá. Se casará dentro de poco pero no puedo evitar eso, quiero su felicidad, aunque sea lejos mío. Esta enamorada de otro, pero no de mí. Perdí la posibilidad de que ese amor sea mío. He besado muchos labios, imaginando como sería rozar los de ella, he dormido con muchas mujeres, imaginando su cálido cuerpo al lado mío, pero lamentablemente, ya no será nunca. Ella no me pertenece, ella no me quiere a mí.
Si leíste hasta el final no pierdas a la persona que está a tu lado, menos por su físico. Amála por lo que es, su inteligencia, su ternura, su valentía, sus defectos y virtudes. Amála todos los días, y si se acaba, demuéstrale que peleaste hasta el final. Yo perdí a esa mujer, yo perdí a mi primer amor... NO LO PIERDAS TU./

domingo, junio 14, 2015

Carta de una Bruja al Hombre

Querido Hombre:

Hoy me pongo frente a ti para hablarte mirándote directamente a los ojos. No, no me busques bajando la mirada ni un paso por detrás de ti. Ya no estoy ahí. Sé que te resultará difícil después de milenios manteniéndome arrodillada y un paso atrás, pero vas a tener que acostumbrarte a buscarme en mi nuevo lugar, frente a ti, hasta que consiga el que verdaderamente me pertenece y por el que estoy luchando. A tu lado y a tu altura.

Si te atreves y me miras sólo a los ojos verás determinación en ellos. Verás honestidad y sinceridad, verás tan solo a una persona frente a otra. ¿Quieres saber qué veo yo en los tuyos? Veo miedo. Veo pánico. Veo desesperación. Veo a la mitad de una especie que ya no sabe cual es su lugar en este mundo, porque lo que le dijeron que se esperaba de él ya no es necesario. Porque el sistema que Él mismo creó está empezando a resquebrajarse ya que se creó a medias, sobre el silencio, la humillación y el sometimiento de la otra mitad. Y esa fue su condena.


Generación tras generación habéis transmitido a vuestros hijos unas mentiras que os han hecho esclavos de vosotros mismos y de las que ahora no sabéis ni queréis salir por miedo. Teméis perder una supremacía que en realidad nunca os perteneció. Un poder que conseguisteis mediante la fuerza y el miedo y que tratáis de mantener mediante las mismas armas, la fuerza y el miedo. Pero ya no funcionan y eso os aterra. Habéis creado vuestra identidad sobre nuestra inferioridad, y ahora, cuando millones de mujeres en el mundo se levantan y se enfrentan a esa falsa idea, os sentís atacados. Os sentís negados. Rechazados. Pero no es a vosotros a quienes rechazamos, es a este sistema que habéis impuesto y que no funciona. Que nos está destruyendo a nosotros y al mundo que nos cobija. Rechazamos la violencia, rechazamos las guerras en las que mueren culpables e inocentes. Guerras ajenas a nuestra voluntad pero en las que somos las verdaderas heroínas, porque mientras vosotros os asesináis en los campos de batalla, somos nosotras quienes mantenemos en pie un hogar al que podáis volver después, somos nosotras las que mantenemos un cierto orden y cordura en un mundo que vosotros lleváis miles de años intentando destruir. Somos nosotras quienes mantenemos este mundo vivo para todos. Rechazamos ser las victimas colaterales de esas guerras, rechazamos que celebréis la victoria violando, raptando, robando nuestras vidas. Rechazamos un mundo en el que impera la ley del más fuerte. Rechazamos la eterna competición que sólo lleva al fracaso. Rechazamos un mundo en el que millones sufren una agonía eterna para que unos cientos se consideren triunfadores.

¿Por qué nos odiáis? Nosotras no hemos hecho otra cosa que amaros. Somos vuestras esposas, vuestras hijas, vuestras madres. Todos y cada uno de vosotros os formasteis dentro de un cuerpo de mujer. Fuisteis hechos con su sangre y con su carne. Crecisteis dentro de la calidez de un útero de mujer, un lugar donde se produce la magia de la vida. Llegasteis a este mundo a través del Portal Sagrado que es una vagina de mujer y de un dolor atroz que sólo se soporta por amor. Fuisteis concebidos gracias al milagro del ciclo menstrual, algo puro, limpio y bendito. Vosotros, el Hombre, lo ensuciasteis, lo convertisteis en tabú, lo considerasteis impuro. Y fue la leche de nuestros pechos la que os alimentó al principio de vuestra existencia. Lo primero que conocéis en esta vida es el calor de una madre, el arrullo de su cariño, es el amor de una mujer. ¿Por qué nos devolvéis odio?

Cada vez que golpeáis, insultáis o humilláis a una de nosotras, os lo hacéis a vosotros mismos. Cada vez que nos matáis, estáis matando el futuro. Al lugar del que venís. A toda la especie.

Y yo, la Mujer, ya no me creo tus palabras. Ahora sé que no soy como tú decidiste que fuera. No soy débil, no necesito tu ayuda para sobrevivir, no necesito un tutor que me guíe ni que vele por mí. No soy temerosa ni menos inteligente. No soy una niña eterna. No necesitamos que nos cuidéis. No necesitamos dueños. No necesitamos amos.


Yo soy la descendiente de un linaje de mujeres que nunca quiso aceptar el lugar que le impusiste. Soy el último eslabón de una cadena de mujeres valientes que se levantó y se enfrentó a tus imposiciones, a tu falsa superioridad, a tus religiones opresoras y a tu Dios masculino y castigador, hecho a tu imagen y semejanza, no a la nuestra. Soy la descendiente de unas mujeres que dieron su vida por mi libertad, de aquellas que quemaste para silenciarlas convirtiendo su voz en un grito que atravesó los siglos para brotar de nuevo de nuestra garganta. De aquellas a las que llamaste brujas.

Y esta Bruja que hoy se levanta ante ti y te mira a los ojos, puede que no sea tan valiente como aquellas que perdieron su vida a cambio de un lugar en la Historia, pero el anhelo es el mismo. Esta bruja te tiende la mano y te ofrece un lugar a su lado. Yo, la Mujer, te devuelvo el lugar que siempre te correspondió. A mi lado y de mi mano. Porque sólo unidos podemos salvar este mundo de un sistema mal construido que lo está destruyendo. Solo caminando juntos, nuestra especie puede tener algún futuro.

Por eso te pido, Hombre, que venzas al miedo. Que busques la verdadera valentía que escondes dentro de ti y te atrevas a sacudirte todas las mentiras que te contaron. Toma mi mano y deja que te enseñe a ser un Hombre nuevo. Deja que te enseñe lo que la Mujer necesita de ti, un compañero, un colaborador, un igual. Necesitamos vuestro respeto, necesitamos vuestro amor incondicional. Sólo así dejaremos de estar enfrente para estar al lado. Por eso, deja que el viejo odio vuelva al lugar de donde nunca debió salir y permite que te enseñe de nuevo a Amar.

Porque por muchas hogueras que enciendas, esta bruja que se levanta y se enfrenta a ti ya nunca se callará hasta que entiendas la base sobre la que se asienta nuestro futuro. Que nacemos de un acto de amor, y sólo el Amor podrá salvarnos.