lunes, abril 12, 2010

RITO DE AUTODEDICACIÓN

Prepárate tomando un baño de agua caliente. Adiciona una cucharada de sal y unas cuantas gotas de aceite perfumado como el de sándalo. Si no tienes bañera, usa la ducha. Llena un paño con sal, adiciona unas gotas de aceite esencial y frota tu cuerpo. Si vas a hacer este ritual en el mar o en algún río o laguna, puedes bañarte ahí si lo deseas. Mientras te bañas, prepárate para el rito. Abre tu conciencia a niveles superiores. Respira profundamente. Limpia tu mente además del cuerpo.

Después de bañarte sécate y vístete para el viaje. Ve a un lugar en el campo en donde te sientas seguro, debe ser un sitio cómodo en donde sea seas interrumpido por otras personas, un área donde los poderes de la tierra y los elementos sea evidentes. Puede ser un bosque, montaña, isla, un cañón, una caverna, incluso puede ser una parte solitaria en un parque o jardín.

No debes llevar nada excepto un frasquito de aceite, ya sea de Sándalo, olíbano, canela o cualquier otro aroma que te agrade.

Cuando llegues al lugar de la dedicación, quítate los zapatos y siéntate tranquilamente por unos momentos. Calma tu mente y tu corazón si te has esforzado durante el viaje. Respira profundamente para regresar a tu ritmo normal de respiración y mantén la mente libre de pensamientos. Ábrete a las energías de la naturaleza que te rodean.

Cuando estés en calma, levántate y examina la tierra que te rodea. Estás buscando el sitio ideal, no trates de encontrarlo, abre tu conciencia al lugar. Cuando lo hayas descubierto (sabrás cuando), siéntate, arrodíllate o acuéstate de espaldas. Coloca el aceite sobre la tierra junto a ti. No e pares, ponte en contacto con la tierra.

Continúa respirando profundamente, Siente la energía que te rodea. Llama a la Diosa madre y al Dios padre con tus propias palabras. O usa la siguiente invocación. Puedes memorizar estas palabras antes del rito, de tal forma que fluyan fácilmente.


OH Diosa madre
OH Dios padre
Respuestas a todos los misterios y sin embargo
Misterios por contestar;
En este lugar de poder me abro a su esencia
En este lugar y en este momento estoy cambiando.
De aquí en adelante sigo el camino wiccan
Me dedico a ustedes, Diosa Madre y Dios padre.


Descansa por un momento, callado y quieto, luego continúa:


Respiro sus energías en mi cuerpo, combinándolas,
Mezclándolas con las mías
Que pueda ver lo divino en la naturaleza
Y la naturaleza de lo divino
Y divinidad dentro de mi mismo y todo lo demás

OH Gran Diosa OH Gran Dios

Háganme uno con su esencia
Háganme uno con su esencia
Háganme uno con su esencia…..


Puedes sentirte lleno de poder y energía, o calmado y en paz, Su mente podrá estár dando vueltas, La tierra debajo de ti puede vibrar de energía. Los animales salvajes, atraídos por el suceso psíquico podrían honrarlo con su presencia.

Sin importar lo que ocurra, se conciente de que tu mente se ha abierto y que la Diosa y el Dios te han escuchado- Deberás sentirte diferente por dentro, en paz o simplemente poderoso.

Después de la invocación, moja un dedo con el aceite y marque los símbolos del Dios y la Diosa en alguna parte de tu cuerpo. No importa donde, puedes hacerlo en el pecho, frente, brazos, piernas, en cualquier parte. Mientras lo haces visualiza los símbolos penetrando en tu piel, brillando al entrar en tu cuerpo y luego dispersándose en millones de diminutos puntos de luz.



La autodedicación formal ha dializado, Agradece a la Diosa madre y al Dios padre por su atención y siéntate y medita antes de marcharte del lugar de dedicación

Una vez que llegues a casa, celebra de alguna forma especial.

1 comentario:

dandelion dijo...

Es muy bonito, me suena haberlo leido, ¿sabes de que libro es?